El piloto realizó una “ida al aire”, es decir, interrumpió el aterrizaje, debido a “vientos cruzados”, dijo la empresa.

El avión en el que viajaban el presidente Andrés Manuel López Obrador y su esposa Beatriz Gutiérrez Müller, tuvo un incidente al aterrizar en el Aeropuerto Internacional de Tepic, Nayarit, sin que se registraran daños materiales o lesiones.

La aeronave de la empresa Volaris salió minutos después del mediodía de la Ciudad de México y aterrizó de manera precipitada en la pista de aterrizaje, pero segundos después se elevó de nueva cuenta y voló aproximadamente 13 minutos más.

El piloto del vuelo Y4610 informó a los pasajeros a través del sistema de audio del avión, que la maniobra se debió a una inestabilidad en la aproximación.

Por su parte Volaris informó en un comunicado que el avión encontró “vientos cruzados”en su aproximación final al aeropuerto de Tepic por lo que, de acuerdo con los protocolos de operación, para preservar la seguridad de nuestros clientes y tripulación, el capitán al mando efectuó una “ida al aire”.

“Esta maniobra es completamente normal y segura, se pone en práctica ante condiciones meteorológicas imprevistas. El capitán realizó nuevamente su proceso de aproximación y aterrizó 2 minutos antes de su itinerario”, añadió la empresa.

De acuerdo con el medio especializado en aviación A21, la “ida al aire” es una maniobra de seguridad normal y técnicamente sencilla que consiste en la decisión del piloto de interrumpir el aterrizaje. Una “ida al aire” puede tener varios motivos como que la pista se encuentra ocupada por otra aeronave o vientos fuertes, como ocurrió en el caso del vuelo del presidente hacia Nayarit.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here