A un día de su estreno, Joker (Warner Bros., 2019) no sólo es la película más esperada del año, al menos para los fans de DC, y ya se anuncia su éxito de audiencia -THR estima recaude por arriba de los 80 MDD en su primera semana- para alcanzar así el santo grial del cine: conseguir tanto la aprobación de la crítica (recientemente ganadora del León de Oro) como la recaudación en la taquilla.

Jamás se había realizado una aproximación tan realista como personal a un personaje de cómic. Para cuando la mayoría de los espectadores haya visto Joker de Todd Phillips (Nueva York, 1970), director, coproductor y coguionista del filme, el cine de cómics ya habrá entrado en una fase nueva de oportunidades en el desarrollo de sus personajes y el despliegue de sus posibles universos e historias.

Ha culminado la espera y nadie estaba preparado para la expectación generada. En su inicio, al parecer ni a DC o Warner le llamaba la atención el proyecto. “¿Por qué no se podía hacer una película de género con Joker?”, pensaba Todd Phillips, con la intención de mostrarlo “desde la visión más realista posible”. “Fue muy difícil convencerles”, confesó en algún momento el director.

Hacer esta historia, por lo tanto, no fue nada fácil. Le tomó más de un año a Phillips convencer al Estudio y otro tanto asegurar la participación de su protagonista. Con sólo 55 MDD de presupuesto no dejaba de ser una apuesta muy arriesgada para Warner y DC, que venían arrastrando el fracaso de las últimas presentaciones de la franquicia. Para terminar aplastados por el récord de Avengers Endgame.

Ha sido tal el impacto, directamente proporcional a su riesgo, que el periodista Tommaso Koch (El País) lo deja muy claro al describirlo de esta manera en su paso por Venecia: “En el festival de cine más antiguo del mundo, el filme más esperado del concurso era un largo de Hollywood sobre el archienemigo de Batman. El mundo al revés. Cosas de Joker”. Después la cinta cerró su participación con una ovación de pie de varios minutos. Y muchos ya están postulando, atrapados por la interpretación y caracterización, a Joaquin Phoenix para el Oscar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here