Alfredo González González

Dinámica de Daniel Gallo en el poder judicial

Ejemplo de Mendoza y Jordán

Héctor Palacios Avilés hacía lo propio

Ya en otras ocasiones he expresado que uno de los funcionarios socialmente productivos, es el licenciado Daniel Gallo, magistrado Presidente del Tribunal Superior de Justicia.

Debo aclarar que físicamente no lo he tratado, pero con su desempeño, es uno de los más destacados en la presente administración dentro del poder judicial, esto no obedece a un interés personal, sino de beneplácito por su actitud de visitar comunidades para informar el estado que guardan los expedientes de internos que tienen asuntos pendientes con la justicia. Esta es la forma para que se entere de primera mano, cómo funcionan las salas y sus titulares y si están actuando conforme a derecho.

Esto tiene como antecedente el poder conocer los puntos vulnerables: campos pesqueros, rancherías, cabeceras municipales. Habiéndose iniciado esta serie de acciones por la planificación de Isidro Jordán Moyrón y Álvaro de la Peña, hombres de estatura vertical, que han sido el chispazo de este detonante social.

Alguna vez, me platicaría el profesor Héctor Palacios Avilés, a la sazón Presidente Municipal de Los Cabos, que los fines de semana alistaba un camioncito con comestibles, agua, algunos útiles escolares y fierros para las comunidades rurales y atenderlos sábados y domingos. En ocasiones, le ofrecían hospedaje y se disculpa diciendo: me gusta dormir cerca de la fogata, admirar la majestuosidad del firmamento. Fue admirador y seguidor de la corriente madracista (Carlos Alberto Madrazo) e impulsó las innovaciones para poder llegar a que el municipio fuera efectivamente libre, porque solamente si se le respeta como la escuela primaria en la Ciencia Política que conocemos, con los años lograremos una democracia integral.

Finalmente, no voy a juzgar a priori. El miércoles anterior leí una opinión de alguna persona que por lo escrito es un legislador de MORENA, lo que dice es lo de menos, lo que me llama la atención son dos cosas: la primera es que el PAN se va de la entidad. En lo particular, lo dudo ya que representa la segunda fuerza política en la entidad. La otra es que, quien suscribe es un semi-homólogo de un servidor porque antes de aparecer los conceptos le daba paternidad a un Alfredo González a secas. A fin de que no haya malos entendidos, lo que un servidor logra enviar como alguna opinión, punto de vista, se suscribe como Alfredo González González, periodista. Aprovechando el viaje, quiero decirles que la revista Raíces, abrió un espacio para publicar actividades para los diversos partidos políticos. Ya dimos instrucciones al responsable de la edición, Ingeniero Alfredo González González para que al final del tema publicitado, escriba bajo qué responsabilidad se está haciendo. Esto pone de manifiesto una buena voluntad de parte nuestra. Pero no vamos a ser mampuestas de franco-tiradores, que de ninguna manera podemos aceptar en nuestros espacios.

Íbamos a cerrar el presente despacho y recordé una nota periodística de rotativos nacionales. Con uno de esos se dieron vuelo los señores que intentan componer lo que ya está desconchinflado. Esto es con referencia a los jilgueros de las mañaneras, quienes siempre tienen la razón. López Obrador, representa una conciencia platónica, que concibe a la República perfecta. Todos sabemos que el único que representa la perfección es algo divino que unos llamamos Dios y en otros países los distinguen con otros nombres. Hay muchas formas de traicionar la verdad y una de ellas es ocultándola.

Todo esto le resumimos en algunos casos como el de AYOTZINAPA, los crímenes cometidos por aquellos al servicio de la seguridad de la sociedad son emboscados y asesinados, como tampoco me queda claro que personajes de la vida judicial sean acosados para que renuncien. Se nos tornan más oscuros la ahora presunta culpabilidad de un coronel, en el vergonzoso caso de Sinaloa. Muchos tenemos el conocimiento elemental de que quienes egresan de la escuela Superior de Guerra, llevan diversas disciplinas y consolidan su lealtad, el honor y la justicia militar.

Un oficial de rango se le da una orden y la ejecuta porque la ejecuta y en lo particular pienso que alguien más arriba que el coronel, dio la orden y sobre éste estaba otro. De tal suerte y que será bueno y es una sugerencia que centímetro a centímetro, demuestren claramente si verdaderamente es culpable o no el Coronel.

 

EL VERSITO:

 

LA OCASIÓN ES PROPICIA

Y ES DE MUY ALTO HONOR

EL TRIBUNAL SUPERIOR

HAGA EXPEDITA LA JUSTICIA

YO NO LO QUIERO HALAGAR

PREVARICACIONES NOS LA HALLO

QUE HACE QUE DANIEL GALLO

ADMINISTRE JUSTICIA A FONDO.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here